Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

martes, 21 de febrero de 2012

El milagro de las camisas



Costumbre la de andar en solitario,
hábito de querer sin que te quieran,
fomenta los paseos por la tarde,
comer con libro y cena con bandeja;

los domingos pijama y zapatillas
y a media tarde, porque sí, una siesta,
versos cuando me dé la gana y plancha,
plancha que se amontona y que se deja

para cuando mejores tiempos lleguen
o el milagro de las camisas venga,
el de aquellas que limpias y planchadas
aparecen colgadas en sus perchas.

¡Versos para las tardes solitarias,
camisas con sus rimas de franela!




2 comentarios:

  1. Se odia la soledad y acaba uno añorándola, especialmente esa, la que alimenta. Gracias por el poema.

    ResponderEliminar
  2. Mucha inteligencia y gran mérito el de querer sin que le quieran, ¡enhorabuena!, parece que llega al nirvana.

    ResponderEliminar