Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

martes, 4 de marzo de 2014

Alcanzando voy la prosa

Ha sido un largo largo aprendizaje.
Son los humanos seres racionales
que aprenden con el tiempo y la costumbre,
quizá mejor que cuando filosofan;

se descompensan experiencia y tiempo,
así que cuando llegan a saber,
muchos, los más, prefieren el silencio,
es decir, aceptar lo inevitable,

mirar alrededor, recuperar
lo que se rechazó para cumplir
aquel itinerario que impusieron
los falsos teólogos de las ideas.

A ver si todavía queda tiempo
para ser de verdad lo que ya somos.


3 comentarios:

  1. Muy filosófico, parece alejado de la experiencia
    y del tiempo, ¡Qué decir del silencio!

    ResponderEliminar
  2. Creo que son vaivenes que el rapsoda no controla, anónimo.

    ResponderEliminar
  3. Más experiencia, menos tiempo, y al final la mayoría, nos vamos a dar un porrazo que no veas.
    Menudo carrerón lleva usted en este endemoniado blog que se desplaza a la velocidad de un cohete, señor Jauralde!
    :)
    Bicos.

    ResponderEliminar