Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

lunes, 30 de septiembre de 2013

Mañana en el Rastro y paseo por la Glorieta de Embajadores


Cambia mucho el Rastro –el viejo matadero–,  sobre todo desde que ha pasado a ser tanto atracción turística y depósito de la producción industrial masiva. ¿Cuántos millones de pequeños alicates produjo qué fábrica de qué país, para que se vendan a un euro en miles de puestos? ¿Qué industria es la encargada de producir miles de bragas de enormes proporciones, que se exhiben en las ferias de todos los pueblos, en las furgonetas de los buhoneros y en puestos y puestos del Rastro? Es decir: calculo que más de la mitad de los puestos y casetas se destinan a producción industrial masiva de calidad dudosa, probablemente, como me dicen mis contactos chinos, a los armarios de Cantón que los comerciantes africanos distribuyen por todo el mundo. 
La Tabacalera, en la Glorieta de Embajadores
Del aburrimiento que provocan tales mercancías se sale descubriendo aquí y allá algún artesano, las tiendas de almonedas y chamarileros, las ventas especializadas, todavía, de pertrechos militares, chimeneas, artículos de camping y asimilados y, muy de vez en cuando, alguna escasa antigüedad. 

La vieja escuela de Santa María (de la UAM) en la Ronda de Toledo

En las almonedas quedan libros, nada comparado con la época en la que llegaban los carros o camionetas antes de que amaneciera y descargaban en medio de la avidez de los buscadores de gangas. Lo último que recuerdo haber adquirido es una inmensa zamarra de pana, en la tienda de un magrebí, por unos diez euros. 

Patio de tiendas de antigüedades
En este último paseo he visto que se fabrica también el mismo tipo de ropa –pañuelos, vestidos, cinturones....– para muchas tiendas, y que la producción informática ha entrado con fuerza, pero no en el nivel técnico, claro, sino en el eléctrico (enchufes, cables, adaptadores, fundas de marcas, etc.) Los precios son, por lo general, conformes, bajos, aunque muchos productos se encuentran al mismo precio en los "chinos", en mercerías y ferreterías y hasta en tiendas de ropa; pero bueno, aquí se ofrecen, además, como espectáculo, que se puede aderezar con alguna tapa gigantesca del extremeño y las curiosidades de siempre.

Eucalipto en el recinto del IES Cervantes, en la Glorieta de Embajadores
Curiosidad de siempre fue la de hacer almoneda de las pertenencias propias, extender una manta o un trapo en la calle "Mira el Río" o en cualquiera otra, y exponer las baratijas: una muñeca rota, la plancha vieja, dos lápices, una chaqueta usada, un vaso, dos linternas, un camisón.... Curiosamente son los puestos que más atención reciben del público, y los que venden. No sé si será por lo de la crisis, porque siempre existieron estos puestos, como los dos de plantas y flores –algo caros para ser del Rastro– y los especializados en colecciones. La plazuela de las colecciones, dando a la Ronda de Toledo, se mueve con decenas de niñ@s que cambian cromos, en tanto otros menos niños completan colecciones de tebeos (ahora se llaman "comics"), novelas, insignias, discos de vinilo y otras series. Es parte del viejo Rastro, del que desaparecieron los animales y en donde pocos pintores quedan.

Camino de Embajadores, me paro a tomar algo en el quiosco que se ha abierto –nunca mejor dicho: se ha abierto la verja– en la vieja escuela de Santa María, que pertenecía a la Universidad Autónoma: está bien, un remanso en medio del fragor humano. Al lado, el Instituto Cervantes, que ya forma esquina con la glorieta de Embajadores.

El paseante que esto escribe se emociona un poquillo, pues ahí estudió el bachillerato, cuando se abrió esta nueva sede (antes estaba donde ahora el Instituto Alemán, calle Zurbarán): los viejos eucaliptos permanecen, pero han aumentado sobremanera las rejas, los cierres metálicos y los controles. Parece un palacio en medio de la aridez de la glorieta, que siempre resultó feota, con mucho de barrio mal trazado, a pesar del viejo edificio de la Tabacalera y de que se ha renovado la antigua casa de baños.









domingo, 29 de septiembre de 2013

De la incompetencia de la realidad



la realidad resulta incompetente
se cansan los sentidos de la luz
cavilaciones siempre en el desierto
innumerable sigue el tiempo y pasa

sin más destino que el de cada día
apenas un destello entre las sombras
lecturas renovadas de virgilio
que al azar mueven la melancolía

e inútilmente alargan esperanzas
de permanecer parteluz de nada
tajamares de la belleza en fuga
mientras acomodamos pensamientos

para que se mantenga el equilibrio
de lo que en el vacío se sostiene




sábado, 28 de septiembre de 2013

"y si luego al volver a donde sea...."

Paisaje de diccionario (Museo Reina Sofía)
Josef Albers
coleccionista de infinitos (Museo Reina Sofía)
En todos los lugares donde estuve,
cielo azul, campo verde, nubes blancas;
corazón desarraigado y perdido
no sabe lo que lleva, lo que guarda;

que todos los lugares del camino
se descubren, se viven, se remansan,
semillas que cubiertas, poco a poco,
acaban por dar fruto de nostalgia;

quién sabe si el enjambre de los tiempos
dentro anida, allí teje, solo calla,
y si luego al volver a donde sea
allí muere, allí queda, ya no hay nada.

En todos los lugares donde estuve,
lo que fue, lo que estuvo, lo que pasa.


Meléndez, bodegón
Tomás Maldonado

viernes, 27 de septiembre de 2013

Crónicas (6), "Volverán las lentejas y garbanzos...."

En la libreta de anotar qué pasa
escribiré que merquel ha ganado,
que han vuelto a congelar todos los sueldos
y el precio de la luz se ha disparado;

y que el rey por bailar con las caderas
se operará en un hospital privado,
donde nunca temes que te lleven
si eres trabajador o funcionario.

La vida es desigual, extraña, incierta,
mas siempre ganarán los que han ganado;
volverá la gaseosa y la tortilla,
volverán las lentejas y garbanzos;

y en tanto que se vuelve lo perdido
la gasolina nos jodió el verano.

jueves, 26 de septiembre de 2013

El caso de Valle-Inclán en la batalla de los alejandrinos

La primera vez que Valle Inclán publica algo extenso en verso es en 1903, Cuento de abril, cuyo “preludio” son once redondillas eneasilábicas, pero que da lugar, inmediatamente, en la escena primera, a una composición libre, de ritmo basado en la rima aguda, aunque parezca contraproducente el aserto. Merece la pena señalarlo por lo temprano del experimento –he hablado del verso libre en otros lugares–. Tarda en regularse la serie y en tanto que lo hace el poeta deja algún alejandrino. Helos aquí, con el ritmo que parece más adecuado:

para ti, mi galán, es / ta mano la cortó
guía por los cami / nos, es piedra de moros
dejáis a la Princesa / vuestra señora y mía

Este último verso, que dice el trovador, introduce una serie uniforme de cuartetos alejandrinos aconsonantados, en donde se dan las muestras de todos los tipos. Vuelve a recobrar la irregularidad hasta el final; pero en las pocas ocasiones en las que se acoge a metro regular lo hace al alejandrino, así en el final, en el que enhebra un nuevo cuarteto aconsonantado y cierra con una seguidilla:

Sobre el broche entreabierto / de tu boca risueña    3.6 + 3.6
vi pasar las abejas / en un vuelo sonoro                  3.6 + 3.6
y en el divino enigma / de la rosa abrileña,              4.6 + 3.6
libar todas las mieles/  para el panal de oro.            2.3.6 + 4.6

¡Quise, como la abeja,
libar la miel,
y solo de tu queja
gusté la hiel!

Que esa era la voluntad expresiva de Valle lo demuestra claramente con el comienzo de la escena segunda, que es una silva de versos impares, hasta que logra nuevamente el remanso del alejandrino, que se convierte, por tanto, en el molde del verso regular que estabiliza el drama. Jalonando alejandrinos y silvas discurre este segundo acto.La silva rara vez alcanza el verso de 14:

y arrastra por la arena / el bandullo sangriento  2.6 + 3.6

y rara vez presenta la dificultad de alejandrinos con acento en quinta:

hay una cosa que es como manzana sanjuanera

También se abre la escena tercera con una forma métrica basada en rimas sin proporción silábica, haste el encuentro con la serie de alejandrinos:

yo lavé sus heridas / con aromado olio

Confirma Valle, por tanto, métricamente, tres cosas que ya sabemos: la preferencia por el eneasílabo frente el octosílabo; los tempranos ensayos del llamado versolibrismo; la reverencia hacia el alejandrino como metro de prestigio, que él usa, desde su comienzos, en todas sus variedades.

En otra entrada veremos lo que hace con La marquesa Rosalinda, su siguiente obra extensa en verso.




miércoles, 25 de septiembre de 2013

Última noche del verano en Vistillas (Madrid)





La vega enciende el cuadro de la noche,
azules velazqueños en Vistillas;
rompe la catedral el horizonte
y el ruido de los coches la armonía.

No sé si descansar aquí en un banco
o en la destartalada sidrería
de la plaza Gabriel Miró, o quizá
perderme un poco por la morería.

Me sabe a tiempo lento este rincón
del arrabal, sabe a melancolía:
suelo de tierra, bancos de madera,
farolas de luz débil y amarilla.

Las noches de verano se despiden,
las luces de la vega ya encendidas.




martes, 24 de septiembre de 2013

va la noche al encuentro de tu cuerpo


va la noche al encuentro de tu cuerpo
tibia el agua desnuda se aparece
la piel abierta cuando el aire alcanza
al roce de la seda se estremece

ya las manos son rosas de diez pétalos
que un anillo de yemas fortalece
tenso cerco apresado con dulzura
 tras las redes del vello se humedece

nada más que el ascenso hacia tu cuerpo
nada más que ansiedad la que padece
nada más que temblar en senda oscura
nada más así ser que permanece

canta el quejido con la sed profunda
ausente de la luz nieve florece

lunes, 23 de septiembre de 2013

Textos concertados en la colección Clásicos Hispánicos EDOBNE

La lista que sigue suele significar que se ha llegado a un acuerdo con especialista, filólogo, conocedor, etc. de una obra o autor de nuestros clásicos para que prepare una edición de acuerdo con las pautas que hemos puesto en funcionamiento. Si ha sido así, el editor nos envía una ficha, con la que elaboramos el calendario de publicaciones y a partir de la cual empezamos a trabajar. Los textos que están en rojo ya han sido publicados en nuestra colección o ya está el original en nuestro poder y lo estamos preparando para su edición. Los textos en verde, está anunciado su envío. En el caso de los textos en azul, aunque tenemos el original, se está trabajando –de acuerdo con el editor– para perfilar su aparición.

La lista se completa con la circular que estamos haciendo llegar a los participantes en la reciente reunión de hispanistas de Buenos Aires (AIH), y acabo de reenviarla a Begoña López Bueno (como presidente de la AISO), para que se difunda en entre los hispanistas de todas las latitudes.





Obras concertadas
En color rojo van las obras ya editadas en tanto se colorean en verde las que están programadas para ser editadas inmediatamente, ya que en esta relación  aparecen todas las que han sido convenidas con nuestros editores, para fechas diversas.
Cantar del Cid
Debate de Elena y María
Libro de los entretenimientos
Vida de Santa María Egipciaca
Poema de Fernán González
Libro de Buen Amor
Jacobus de Cessolis, Dechado de la vida humana, moralmente sacado del juego de axedrez
Leonor López de Córdoba, Memorias
Pleito del manto (del Cancionero de Obras de Burlas….)

Rodrigo de Reinosa, Poesías
Cancionero de obras de burlas provocantes a risa
Pedro Tafur, Andanzas y viajes
La visión de don Túngano
Enrique de Villena, Arte de trobar
Historia de la linda Magalona
Hernando Díaz, La vida y excelentes dichos de los más sabios filósofos que uvo en este mundo
Romancero viejo
Bernardo de Gorino, Lilio de Medicina
Juan Fernández de Heredia, La visita (y otros diálogos)

Jorge Manrique, Coplas a la muerte de su padre
Fernando de Rojas, La Celestina
Fray Martín de Córdoba, Tratado de la predestinación
Francisco López de Villalobos, Los problemas de Villalobos
Francés de Zúñiga, Crónica burlesca del Emperador Carlos V
Luis de Soto, Relaciones
“Auto de Sansón”, del Códice de autos viejos
Auto de la Asunción de Nuestra Señora, del Códice de autos viejos
Rodrigo Fernández de Santaella, Tratado de la inmortalidad del alma
Gabriel Alonso de Herrera, Obra de agricultura
Luis de Maluenda, Excelencias de la fe

Hernán López de Yanguas, Triunfos de locura
Hernán López de Yanguas, Diálogo del mosquito
Hernán López de Yanguas, Las cincuenta preguntas o problemas
Hernán López de Yanguas, Los dichos o sentencias de las siete sabios de Grecia
La maraña
, de Sepúlveda
Diego Jiménez de Enciso, Comedia de Juan Latino
La Lozana andaluza
Francisco de Osuna, Abecedario espiritual (I), (II), III, IV, V y VI
Garcilaso de la Vega, Poesías
Alfonso de Valdés: Diálogo de las cosas ocurridas en Roma

Cristóbal de Castillejo, Fábulas mitológicas
Cristóbal de Castillejo
, Sermón de amores
Juan de Ávila, Audi filia
Sebastián de Córdoba,  Las obras de Boscán y Garcilaso trasladadas en materias cristianas y religiosas
Romances del Cancionero General
Diego Hurtado de Mendoza, Cartas políticas y diplomáticas
Fernán Pérez de Oliva, Diálogo de la dignidad del hombre
Lope de Rueda, Pasos
Gracián Dantisco, Galateo español

Jorge de Bustamante, Las Metamorfosis o transformaciones del muy excelente poeta Ovidio… (1551)
Francisco de Enciso y Zárate, Diálogo de verdades
Damasio de Frías, Diálogo de Valladolid
Damasio de Frías, Contra el Inventario de Alonso de Villegas
Ambrosio de Morales, Discurso sobre la lengua española
Santa Teresa, Cartas (I)
Massimilliano Calvi, Del tratado de la hermosura y del amor
Fray Luis de León, versión de El cantar de los cantares
Luis Gávez de Montalvo, El pastor de Fílida

Gil Polo, Diana
Cervantes, El amante liberal
Cervantes, La española inglesa
Cervantes, La fuerza de la sangre
Cervantes, El licenciado Vidriera
Cervantes, La gitanilla
Cervantes (III) novelas ejemplares: La guarda cuidadosa, El casamiento engañoso
Cervantes, La tía fingida
Cervantes, El retablo de las maravillas (I)
Cervantes, La elección de los alcaldes de Daganzo (I)

Cervantes, La cueva de Salamanca (I)
Cervantes, El juez de dos divorcios (I)
Cervantes, Entremeses (II):  La guarda cuidadosa, El viejo celoso, el vizcaíno fingido
Cervantes, El rufián dichoso
Cervantes, La Numancia
Cervantes, Poesía, I [Poesías de la Galatea]
Cervantes, Poesías (II)
Cervantes, Poesías (III)
Miguel Sánchez de Lima, Arte poética en romance castellano (1541)
Miguel de Salinas, Rhetorica

Liñan de Riaza, Obras
Juan López de Úbeda, Vergel de flores divinas
Pedro Domínguez de Ardila, Poesías
Cairasco de Figueroa, Poesías
Rey de Artieda, Los amantes
Juan de la Cueva, Poesías
Pedro de Villalón, Ingeniosa comparación entre lo antiguo y lo presente
Luis de Góngora, Las firmezas de Isabela
Conde de Villamediana [Poesías, I, ms. 23035 de la BNE]
Feliciana Enríquez de Guzmán, Tragicomedia de los jardines y campos sabeos

Andrés de Claramonte, El valiente negro en Flandes
Pedro de Medina Medinilla, Égloga en la muerte de doña Isabel de Urbina
Lope de Vega, La dama boba
Lope de Vega, El castigo sin venganza
Lope de Vega, El arca de Noé
Lope de Vega, La selva sin amor
Lope de Vega, Antología poética
Lope de Vega, Villancicos
Lope de Vega, Las bizarrías de Belisa
Lope de Vega, Fuenteovejuna

Lope de Vega, Égloga a Claudio
Lope de Vega, Rimas de Tomé de Burguillos
Fray Alonso Remón, del español entre todas las naciones y clérigo agradecido… (I y II parte)
Loas (I).
José de Cañizares, Loa para la comedia del Buen Retiro…. Amor es todo invención….
Manuscrito poético de la Houghton Library
Antonio Mira de Amescua, Fábula de Acteón
Juan de la Hoz, La Villana del Danubio
Antonio de León Pinelo, Epítome de la biblioteca oriental y occidental, náutica y….
Jerónimo de Barrionuevo: Cartas de Jerónimo de Barrionuevo escritas a un deán.....

Sebastián de Acosta y Pereira, Epitalamio….
Juan Ruiz de Alarcón, La prueba de las promesas
Juan Ruiz de Alarcón, La verdad sospechosa
Tirso de Molina, El burlador de Sevilla
Tirso de Molina, La mujer por fuerza
Tirso de Molina, Los balcones de Madrid
Tirso de Molina, Bellaco sois, Gómez
Tirso de Molina, La venganza de Tamar
Antología de poesía española del siglo XVI
Antología de la poesía española del siglo XVII

Antología poética de Góngora
Antología poética de Villamediana
Antología poética de Lope de Vega
Antología poética de Quevedo
Antología de la poesía española de los siglos xvi-xvii
Martín de Angulo y Pulgar, Relación de fiestas de Loja
Quevedo, El Buscón
Quevedo, Libro de todas las cosas y otras muchas más
Quevedo, Romances
Quevedo, Heráclito cristiano

Quevedo, Sermones (I) Homilía de la Santísima Trinidad
Quevedo, Política de Dios (I parte)
Quevedo, Epistolario
Quevedo, Carta de las calidades del casamiento
Quevedo, Musa “Polimnia”
Quevedo, Poema a Cristo Crucificado
 Quevedo, Octavas a la jura del Príncipe Baltasar Carlos
Quevedo, Jácaras
Quevedo, El discurso de todos los diablos o El infierno enmendado
Quevedo, Entremeses (I)

Quevedo, Carta de un cornudo a otro jubilado
Quevedo, La culta Latiniparla
Quevedo, Cuento de cuentos
Quevedo, Gracias y desgracias del ojo del culo
Virgilio Malvezzi, F. Balboa y Paz (trad.), Retrato....
Ana de Castro Egas, Eternidad del Rey don Felipe II...
Andrés de Claramonte, El valiente negro en Flandes
Juan Pérez de Montalbán, Los dos jueces de Israel
Agustín Moreto, El Santo Cristo de Cabrilla
Juan Bautista Diamante, Cumplirle a Dios la palabra    

Bernarda Ferreira de la Cerda, Soledades de Buçaco (1634)      

Luis Vélez de Guevara, La corte del Demonio y La hermosura de Raquel
Luis Vélez de Guevara (tres ingenios):  También tiene el sol menguante
Antonio de Huerta, Las cinco blancas de Juan de Espera en Dios
Matías de los Reyes, Representación de la vida y rapto de Elías
Cristóbal de Monroy, Los celos de San José….
Cristóbal de Monroy, El pastor más perseguido y finezas de Raquel
Salas Barbadillo, Coronas del Parnaso y Platos de las Musas
Luis Vélez de Guevara, La montañesa de Asturias
Quiñones de Benavente, entremeses de la Jocoseria
Trillo y Figueroa, Epitalamio a las bodas… (1649)

Diego de la Cueva y Aldana, Fábula de la ninfa Calixto (1650)
Alberto Díez y Foncalda, Fábulas mitológicas (1653)
León y Mansilla, Soledad tercera
Antonio Enríquez Gómez, “El Pasajero” (de Academias morales de las musas)
Andrés Dávila y Heredia, Comedia sin música (1676)
Palafox y Mendoza, Opúsculos (I) Diálogo político del estado de Alemania
Palafox y Mendoza, Opúsculos (II)
Álvaro Cubillo de Aragón, Ganar por la mano el juego
Juan de Robles, Diálogo entre dos sacerdotes....
Baltasar Gracián, El Criticón
Andonio Solís y Rivadneyra, Eurídice y Orfeo

Pedro Calderón de la Barca, El médico de su honra
Pedro Calderón de la Barca, En la vida todo es verdad y todo es mentira
Pedro Calderón de la Barca, La vida es sueño
Pedro Calderón de la Barca,  El alcalde de Zalamea
Pedro Calderón, Las cadenas del demonio
Pedro Calderón dela Barca, Autos sacramentales (I)
Andrés Dávila y Herrera, Comedia sin música
Sermones fúnebres de los siglos xvi-xvii
José de Cañizares, La ilustre fregona
Tres utopías del S. XVIII
Jose Antonio Porcel, Fábula de Acteón y Diana

José Tafalla, Ramillete poético
Torres Villarroel Cartilla rustica, phisica visible, y astrologia innegable.
Benegasí y Luján, Epístolas
Feijoo, Escritos (I)
Moratín, La derrota de los pedantes
Alberto Lista, El imperio de la estupidez
Francisco Sánchez Barbero, Poesía
José García de Villalta, El golpe en vago
Zorrilla,  Don Juan Tenorio

Mercedes Cabello de Carbonera, La novela moderna
J. Martí, (I) Poesías
Benito P. Galdós, La sombra
Benito Pérez Galdós, Tormento
Benito P. Galdós, Un voluntario realista
Benito P. Galdós, La batalla de los Arapiles
Juan Valera, Pepita Jiménez
Clorinda Matito de Turner, Aves sin nido
Textos picarescos americanos de comienzos del S. XX (El Lazarillo en América; Don Pablos en América)

Blasco Ibáñez, Una nación condenada
Rubén Darío, Azul
Rubén Darío, Prosas profanas
Enrique Bernardo Núñez, Cubagua
Clarín, Pipá
Alfonso Reyes, I, Ensayos
A. Zamora Vicente, Primeras hojas
Blas de Otero, Antología
Miguel Signes, Don capitalista





Estimado colega: Durante las sesiones de la AIH en Buenos Aires, se repartieron algunas hojas con información semejante a la que ahjora te envío directamente, ante la imposibilidad de hablar directamente con todos. Invita, sencillamente, a editar textos clásicos o actuales escritos en lengua española que sean de tu conocimiento, sobre los que hayas trabajado o estes trabajando.

Clásicos Hispánicos EdoBne es una colección abierta de los mejores textos de nuestra historia literaria editados y sucintamente presentados por quien mejor capacitado está en cada caso para ello. Se trata, por tanto, de una tarea filológica, preparada,  iniciada y proyectada por el grupo de filólogos jóvenes que se han ido formando lo largo de los últimos treinta años en el grupo de investigación EdoBNE que, bajo la dirección de Pablo Jauralde Pou, desarrolla su labor filológica, fundamentalmente, en la Biblioteca Nacional de España.


Los textos y muestras literarias que constituyen  el patrimonio común de quienes hablan o acuden a la lengua española son lo suficientemente ricos, complejos y valiosos como para que no continúen deteriorándose, ahora sobre todo que han invadido los nuevos modos de acceso y publicación, particularmente los de la red, en donde las ediciones de nuestros textos aparece en demasiadas ocasiones como desvirtuada, cuando no falsa o aberrante.

 Es bastante probable que los circuitos mercantiles estén intentando apartar o reducir  también esta actividad, la de quienes preservan y trasmiten nuestra cultura, y que para eso se necesite erosionar lo que tenga de más genuino y particular, esto es: de banalizar por vía de la reducción o simplificación.

 Al margen de si este proceso de universalización de la cultura se está llevando por el camino opuesto al que siempre hemos propugnado –la elevación de la capacidad de las gentes, por la educación, la experiencia y la trasmisión de saberes–, nosotros vamos a plantear con el máximo rigor el mantenimiento de ese corpus textual, procurando que las ediciones sean fieles, pulcras y rigurosas; a partir de esos textos se pueda mantener el texto de referencia y emprender lecturas o tareas críticas que no se asienten sobre rutinas falseadas o inútiles.


Para nuestro planteamiento hemos tenido que apartarnos –consciente e incluso tozudamente–de los circuitos mercantiles. No vamos a ser una empresa, no vamos a vender y comprar, no vamos a editar solamente lo que nos rinda pingües beneficios. Hemos convocado con relativa sencillez a investigadores, profesores, filólogos, etc., de todas las latitudes para que nos presten su sabiduría y poder constituir entre todos ese lugar común de Clásicos Hispánicos, al que se podrá acceder con un poco de interés y sin grandes dispendios.

 Todo el proyecto, sin embargo, ha de hacerse en consonancia con el sustrato técnico que subyace a la trasmisión –mejora o degradación– de la cultura en nuestros tiempos, de manera que no solo nos hemos constituido como filólogos –rancios, si se quiere. Sabemos que la red, los lectores-electrónicos o las tabletas aportan nuevas oportunidades de trabajo, de distribución, de edición y de visualización que también pueden fecundar la trasmisión de la cultura, por eso hemos realizado un esfuerzo para ocupar, con dignidad ese campo, sin que nos arredre ni la técnica con la que progresan los grandes monopolios de la información, ni la mercancía que debamos vender.

 La colección se ha empezado a publicar en junio del año 2012, ha alcanzado este año el medio centenar de títulos con varios textos que señalan su carácter abierto y que representan el inicio de una tarea para la que trabajan ya, en estos momentos, unos trescientos filólogos del mundo hispánico (500 títulos convenidos). Esperamos, paulatinamente, contar con el concurso de todos los que comparten estas ideas, por ejemplo con el tuyo que has acudido a la reunión de la AIH, de cuyo directorio hemos tomado tu dirección.
Información adicional en nuestra página http://clasicoshispanicos.com/index.html
Si quieres editar algún texto de tu conocimiento y competencia, ponte en relación con nosotros, o con el director, Pablo Jauralde Pou, hanganadolosmalos@gmail.com