Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

martes, 27 de noviembre de 2012

Perito mercantil


¡Qué malos son estos finales rotos
con una incertidumbre en cada lado,
que ni saben si saben lo que saben
y rechazan ternura a tu costado!

Vagabundo de lunas y de noches
nada tengo que no se haya pagado,
mercancía de amor son ya los ojos,
las caricias se venden y las manos.

Al final todo queda en regateo,
los sueños ya parecen olvidados;
inercia de seguir puede que empuje
a ser y solo ser, arrinconado.

Los versos son un modo de defensa,
empeño de explicar lo que ha pasado.


1 comentario:

  1. ...nada tengo que no se haya pagado". Pura realidad.
    Poema muy pegado a la tierra.
    Bicos.

    ResponderEliminar