Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

domingo, 15 de julio de 2012

"Dime tú lo que quieres que te diga...."


Dime tú lo que quieres que te diga
–mis versos son para lograr que vengas–;
algún día al leerlos con cariño
de que son para ti te darás cuenta,

que el camino recorren que a tus ojos
con este modo de decir me lleva,
para ser alumbrados a esa luz
que muchas veces mi silencio espera;

tanto lo he dicho con los versos tanto
que ahora como gestos tuyos suenan;
un modo es de pedirte que te lleves
lo poco que he sabido y lo que queda.

Ojalá que al leer cómo te llamo
que cantan para ti por fin sepas.

2 comentarios:

  1. Me desordeno, amor, me desordeno

    cuando voy en tu boca, demorada,

    y casi sin por qué, casi por nada,

    te toco con la punta de mi seno.

    Te toco con la punta de mi seno

    y con mi soledad desamparada;

    y acaso sin estar enamorada

    me desordeno, amor, me desordeno.

    Y mi suerte de fruta respetada

    arde en tu mano lúbrica y turbada

    como una mal promesa de veneno;

    y aunque quiero besarte arrodillada,

    cuando voy en tu boca, demorada,

    me desordeno, amor, me desordeno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy sugerente el soneto, Carilda. Desordena leerlo. ¡Gracias!

      Eliminar