Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

domingo, 27 de junio de 2010

El Seminario Edad de Oro durante sus primeros dieciocho años

J
Tiempo suficiente el que ha pasado para que recuperemos algunas de las viejas imágenes del Seminario, por el que pasaron un centenar de hispanistas y de profesores de todo el mundo. Durante los primeros años: Rafael Lapesa, Zamora Vicente, Daniel Devoto, Frank Pierce, Wardropper, Rivers, R. Senabre, Lázaro Carreter, J.M. Blecua, Eugenio Asensio... ¿Qué especialista en nuestra literatura dorada no vino a la Universidad Autónoma a enseñar y hablar a nuestros alumnos? Imposible recordar a todos, pero vaya esta sencilla muestra, que termina con alguno de los creadores (Octavio Paz, Bryce Echenique, Alberti, Cela...)James O. Crosby, Trueblood, Jauralde

  Javier Huerta Calvo, F. Cerdan (semioculto), Micher Moner, Antonio Cid, María Luisa Cerrón, Pedro Córdoba y Agustín Redondo (de espaldas)

 José Manuel Blecua, Pablo Jauralde, Mercedes Sánchez

Georgina Sabat, P. Jauralde, Elias L. Rivers

Harry Sieber y Miguel Marañón


E. Tierno Galván, Josefina Gómez (rectora), Camilo José Cela, Guillermo Carrascón


P. Jauralde y Camilo José Cela



Alan Deyermond, Michel Moner y P. Jauralde

Benjamín Prado (de espaldas), Rafael Alberti y Mario Hernández


Alan Deyermond, Teodosio Fernández, Agustín Redondo

Bienvenido Morros, en el público


Joaquín González Cuenca y Mercedes Blanco; P. Jauralde, Soledad Carrasco Urgoiti y María Cruz García de Enterría; Mercedes Blanco y Michel Moner



Los organizadores en Lisboa, con Clara Giménez en primer término

Grupo de alumnos organizadores, en Cuenca

3 comentarios:

  1. ¡Vaya tesoro que nos has regalado, Pablo! Sobre todo para los que, al comienzo de esas casi dos décadas, todavía no habíamos llegado. Muchísimas gracias.
    Siempre es un precioso ejercicio recordar a los grandes estudiosos de nuestro Siglo de Oro. Como también lo es, y divertido, contemplar las fotos de nuestros queridos profes en sus años mozos.
    ¡Genio y figura!

    ResponderEliminar
  2. ¡Cada día son más divertidas estas páginas!.
    Le agradecí mucho el que me hiciera conocer el retrato de la Joven veneciana pero ahora ... ¡aún le agradezco más todas estas fotos de la época de mi juventud!.
    Son los seminarios de mi época y, aún a veces, me acuerdo cuando llega la primavera de los abriles de aquellas primaveras en que el venía el buen tiempo y las conferencias nos cambiaban el ritmo de las clases y todo era un poco más divertido -aunque algunas conferencias eran soporíferas-.
    Veo en las fotos a mis profesores, casi todos un poco más jóvenes de lo que soy yo ahora -qué cosas, con lo mayores que se les veía entonces-, y aparece usted ¡con el traje de chaqueta gris que le sentaba tan bien!, qué gracia.

    ResponderEliminar