Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

martes, 18 de mayo de 2010

Una de cal y otra de arena, de "China destruida"

 1
Cada vez que te vas pierdo las gafas
y es inútil buscarlas, amor mío;
no sé que está pasando con mis gafas
desde que decidí vivir contigo…;

las gafas y las llaves y el reloj…
bueno, ayer no encontré los calzoncillos,
eché sal al café, llamé a mi puerta,
guardé un trozo de pan en el bolsillo…

Esto ya no es vivir, es la desorden,
es la sensación de que me he perdido
y que en el corazón tantas ausencias
trastornan la razón y los sentidos

No vuelvas a marcharte, que ando ciego,
sin gafas, sin reloj, sin calzoncillos.


2
como la hierba que la luz olvida
y arraiga lentamente     poco a poco
como la lluvia que la tierra empapa
sus manos     y sus risas     y sus ojos

como si cuando     desde siempre entonces
como si nada ya fuera más hondo
cerca muy cerca se ha tendido el tiempo
que ya no duele tanto entre nosotros

para que fuera donde van los sueños
de nube a tierra     de montaña a pozo
ha sobrado lo que a la vida falta

saber que estás donde mi voz te puso
venir al lado a recoger cansancio
mirar más lejos     descender tan pronto

2 comentarios:

  1. Me gustan, Pablo; quizá en el verso 10 de 1 sobra "es". R.J.

    ResponderEliminar
  2. Bien leído, anónimo, pues el verso que dices va cojo, por haberlo transcrito, probablemente, de memoria, lo corregiré.

    ResponderEliminar