Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

martes, 25 de mayo de 2010

Nuevo cuadro de nuestra güeb (= web) y algo de nosotros

Mi grupo de colaboradores, "jóvenes investigadores" diría si me pusiera estupendo, anda revuelto a más no poder, como yo, porque hemos perdido la ayuda de un técnico que nos iba a organizar la güeb (recuérdese que = web) y la revista "Manuscrt.cao"; y ha ocurrido un poco intempestivamente, por razones que ahora no vienen al caso, después de unos cinco meses de preparación para que todo apareciera colgado en la red. Cruzamos correos y mensajes constantemente para tratar de paliar la deshilada: ahí andan Diana Eguía (que lleva toda la organización) Javi M., Jose C., Tibi... No nos ocultamos: está nuestra nómina en la página actual de edobne.com, y en breve voy a ir dando noticia de cómo se han ido formando estos grupos de trabajo y cuáles son en estos momentos su formación y su organización. En líneas generales, de los dos grupos, el más antiguo lo es de investigadores y alumnos en formación, del que es decano Pedro C. Rojo, perdón, el doctor Pedro C. Rojo. Y el más nuevo, el de catalogadores para la BNE, del que forma parte  Begoña (en la ilustración), que como actriz y dama de cine y teatro, me ha dado permiso para aparecer, rompiendo el fuego, en este cuaderno. Porque, en efecto, forman un sólido grupo de especialistas en manuscritos, pero mantienen casi todos  como es lógico sus restantes vocaciones: que si los toros, que si tocar la batería, que si escribir versos o novelas... Mi vocación, verbo y gracia, se reparte entre la cocina (especialidad: arroces y ¡ay! las berenjenas) y los árboles. Bueno, pues del entusiasmo y la alegría de Tibi vamos a recuperar ahora la ultimísima versión de nuestro mapa, que ya apareció en una de las primeras páginas, pero que, lima que te lima, para que se vaya adaptando a los cambios lógicos del proyecto, ha alcanzado la riqueza y la perfección de este mapa, que probablemente no va a caber bien en este enteco formato del "blog".  En efecto, he dado al botón de "vista previa" y se oculta una parte; no puedo empequeñecerlo más, porque entonces no se leería la letra pequeña. Si en vez de a las berenjenas me hubiera dedicado a la informática...
Quizá todo se retrase algo, no demasiado, porque el último escollio ha sido también un acicate para que nos pongamos a trabajar para solucionar el problema. A finales de mayo o comienzos de junio mantendremos reunión con Emilio Torné, el editor de Calambur, para que ponga su acertado diseño al servicio del primer número de la revista, que saldrá también en papel.
Y eso es todo por ahora.


1 comentario:

  1. Estupendo, Jauralde. Hablaremos. Cuidado con la etiqueta de esta entrada que se refiere al doctor Rojo, que lleva a rara confusión.

    ResponderEliminar