Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

miércoles, 5 de mayo de 2010

Milagros del Corral, Directora de la Biblioteca Nacional, dice

Queridos colegas:

Como sin duda sabéis, las medidas arriba citadas fueron aprobadas por el Consejo de Ministros el pasado viernes 30 de abril (http://www.la-moncloa.es/ConsejodeMinistros/Referencias/) La BNE se encuentra entre las 32 Direcciones Generales que deberán ser suprimidas en aras de economizar fondos públicos. De acuerdo con la exposición de motivos del citado documento, que contiene apreciaciones que nadie en su sano juicio puede compartir, los organismos autónomos afectados mantienen su Estatuto si bien  devaluado ya que su Director tendrá un nivel de Subdirector General. 

Horas antes de la adopción de este Acuerdo, la Subsecretaria tuvo la deferencia de venir a comunicármelo personalmente y la Ministra, de camino a Israel, también me llamó. Convinimos que al regreso de la Ministra, mantendríamos una reunión a tres para analizar la nueva situación al regreso de la Ministra. Dicha reunión ha tenido lugar hoy a las 12,30 en el Ministerio, lo que ya supistéis a través de Intranet.

Como quiera que, en lo personal, nada me ata a este puesto ni siquiera a este país (muchos sabéis que mi marido vive a 8.000 km en Colombia y que yo estoy jubilada tanto en las Naciones Unidas como en la Administración española) carezco de todo interés personal en esta cuestión. Por ello, durante el fin de semana, analicé cuidadosamente todas las implicaciones que esta desafortunada decisión podría tener para la BNE ya que no se trata de un relevo de dirección que sería perfectamente normal y discrecional para el Gobierno, sino de una devaluación cierta de la capacidad de su Dirección de determinar estrategias, incoar gastos, diseñar partenariados, determinar la política de exposiciones y acción cultural, etc. que cortará las alas de la BNE y opacará su labor:  En otras palabras, el Estatuto se mantiene de facto pero la Biblioteca tendría que pedir autorización al Ministerio para cualquier nueva actuación.

Hoy la Ministra me ha ofrecido  continuar al frente de la BNE como Directora en base a un contrato laboral de alta dirección. Considerando que la cultura poco importa, las bibliotecas menos, que el supuesto ahorro no existe de hecho, y que  la decisión, adoptada deprisa y corriendo y sin ni siquiera alertar a la Presidenta de nuestro Patronato, debió basarse en la consideración de que suprimir la BNE tendría escasa repercusión y menor coste político que el cualquier otra alternativa, estimo enormemente injusto que este hecho se produzca tras casi 20 años de autonomía de decisión y en vísperas del  Tricentenario de la BNE, así como una falta de consideración del notable progreso e imagen institucional que, gracias a todos vosotros, ha protagonizado la Biblioteca en todos los campos y tanto en el ámbito nacional como internacional. En mi opinión, la  BNE no merecía semejante tratamiento denigratorio y por ello  he declinado  el ofrecimiento de la Ministra agradeciéndole muy sinceramente la confianza prestada durante los dos años y medio que he permanecido al frente de esta institución. También he abogado en favor de la revocación de tan peregrina decisión que supone un menosprecio para este equipo que todos formáis. En estos mismos términos me he expresado ante los medios de comunicación a la salida de la reunión.

Las medidas serán publicadas en el BOE el próximo viernes, 7 de mayo.

Aunque espero tener la oportunidad de hacerlo personalmente antes de mi partida, quiero deciros cuán orgullosa estoy de todos vosotros y de cuantas tareas hemos desarrollado juntos a lo largo de estos últimos tiempos: los progresos en proceso, la catalogación de fondos antiguos, la digitalización e innovación digital, los nuevos servicios a los lectores e investigadores, las exposiciones y actos culturales, el posicionamiento internacional, la captación de recursos extrapresupuestarios, la administración por objetivos, las tareas jurídicas, la imagen institucional, y un largo etc. Ha sido una extraordinaria aventura desarrollada en un corto espacio de tiempo que para mí ha resultado apasionante. Sóis un equipo estupendo tanto profesional como humanamente, protagonista de tantos parabienes como he venido recibiendo de todos cuanto os conocen. De todo corazón, GRACIAS!!!

Pronto empezará una nueva era para vosotros y para la BNE. Aunque la crisis hará la vida más difícil, tengo fe ciega en vosotros y en el enorme potencial de la BNE para salir adelante y celebrar airosamente el Tricentenario. Yo no andaré muy lejos de todas formas, ya que, a título personal, me hice fundadora de la Fundación de Amigos de la BNE que ahora empieza su andadura.

Con mi respeto, aprecio y amistad personal, os deseo a todos mucha suerte y larga vida a nuestra querida BNE.

Milagros del Corral

5 comentarios:

  1. Una mujer entera y verdadera, consciente de la responsabilidad de hechos como el que la ocupa: la devaluación de la BNE, en una España maltratada desde el punto de vista cultural por sus autoridades. Viene de lejos, ¿verdad? Y duele.

    ResponderEliminar
  2. No pasa nada, seguro que sus amiguitos de las sociedades de gestión de derechos de autor, que tanto defendió, la tienen reservado un buen puesto de trabajo.

    ¡¡NO AL PRÉSTAMO DE PAGO EN BIBLIOTECAS!!

    ResponderEliminar
  3. El tema, para mí, no es tanto la Sra. Milagros del Corral -con todo el respeto que me merece como persona-, ni tampoco, exclusivamente, los modos (o, mejor dicho, la falta de modos, yo diría que crónica) que se gastan por las alturas, sino lo que podemos leer entre líneas en la decisión del gobierno: oportunismo político, desprecio de la cultura y de sus instituciones, desconocimiento -una vez más- del significado de una biblioteca nacional, ... y, consecuentemente, nula repercusión social -en los medios- y política de esta forma de hacer. Talante que, en realidad, parece que responde a una mentalidad subyacente mucho más amplia que ya se contenta, o que ya le va bien así. No quiero ser mala, pero ¿alguien se imagina, por un momento, la que se hubiera armado si uno de los cargos suprimidos hubiera sido el de seleccionador nacional de fútbol -por ejemplo?

    ResponderEliminar
  4. Creo que debo añadir, aunque todo el mundo lo sabrá a estas alturas, que este es un comunicado que ha circulado, como se ve por su contenido, en el ámbito propio de la propia BNE, donde lo he leído y me ha parecido que, para más fácil lectura y, sobre todo, discusión colectiva, debería exponerlo, sin comentarios ajenos, en el "cuaderno de pantalla", que el día cuando se insertó recibió más de 500 visitas.

    ResponderEliminar
  5. He leído estos mensajes y estoy entristecido. España sigue siendo un gran país, dotado de una cultura honda, bastantes mentes nobles y muchos corazones decentes. Pero está en las peores manos. Su liderazgo está podrido hasta las cachas. Y cada día hacemos que se vaya un puntal importante, como Milagros del Corral, que tanto bien ha hecho. Gratitud y honor a ella. Y ánimo a quienes sientan dolor, indignación y ganas de luchar por el bien.

    Bernd Dietz

    ResponderEliminar