Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

lunes, 3 de mayo de 2010

Lazarillo (5): Juan López de Velasco, "con cuya orden se ha procedido en todo"

Pasan del centenar los documentos allegados de Juan López de Velasco, y fácilmente podríamos acrecentarlos sumando los relativamente más conocidos de la Universidad de Utah o del Archivo de Indias o de los dos o tres archivos todavía sin explorar. Parece extraño que nadie se haya ocupado de ver, ordenar y recuperar toda esa documentación, que remite a uno de los personajes más poderosos de la camarilla de Felipe II en los añoss 1572-1578, al menos. Véase el ejemplo de las citas que hacemos de uno de ellos, de donde hemos sacado el título, cuando se dice con mucha claridad (también se dice en otros documentos) que todo se hacía bajo su mirada, que a él  rendía cuentas Ambrosio de Morales y que él tomaba las decisiones más importantes, en este caso nada menos que sobre la biblioteca de El Escorial. 

En el fragmento que hemos seleccionado (de 1572) aparecen casi todos los protagonistas de nuestra historia: Páez de Castro, Velasco, Antonio Gracián, Ambrosio de Morales, Zurita... Están clasificando ejemplares para saciar el hambre libresca de su Rey: 

"Los meses pasados, por cédula de Vuestra Majeatd me embió Ambrosio de Morales los libros que se avían aportado para la libreria regia de San Lorenzo, de la que dexó el doctor Páez, yo los vi t[roto] conferí con el catálogo de San Lorenzo, y aviendo apartado [roto] y entregado  a la parte de los herederos del doctor Paéz muchos de los que ya acá teníamos, hize memorial de los restantes, assí impressos como escriptos de mano, que por ser los más dellos [roto]gos y de mucha antiguedad y no estar intitulados ni saberse lo que eran, fue necessario yrlos poco a poco y hoja por hoja reconosciendo y intitulando. Después paresció al doctor Velasco (con cuya orden se ha procedido en todo) que aunque Ambrosio de Morales embiava tassados estos libros, yo hiziesee que un librero en mi presencia y de la parte de los herederos tasasse los impresos, como se hizo, y en los manuscriptos [roto]do platicado con Velasco diversas vexes sobre el precio que se podía dar, y visto algunos pareceres de hombres doctos, y hechos algunos tanteos y consideraciones, se ordenó que el señor Çorita y yo los tasássemos..."

En muchos de los documentos, ya que todos son originales, y doy otra muestra, la infame y caprichosa letra de Felipe II decide o comenta al margen, entre líneas, por todos lados, a veces dejando el documento hecho una piltrafa, de modo que se pueden necesitar varios años de expertos en paleografía para leer todo aquello.
Volveremos a ocuparnos de todo ello.

No hay comentarios:

Publicar un comentario