Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

domingo, 2 de mayo de 2010

Filtros de calidad. 1) Revistas profesionales

Informes y filtros de calidad

EdoBNE va a recoger en su nuevo portal, que esperamos abrir antes del verano (véase el cuadro en este mismo "blog", en marzo)  los repertorios, textos, instrumentos, revistas, etc. del campo de la Filología Española –o que se relacionan con la Filología Española– que ofrecen garantía de seriedad e información de calidad, contrastada por el uso, la inspección y el análisis que en cada caso hemos efectuado, de manera que puedan servir de filtro a la abrumadora oferta de información inútil, de segunda mano o francamente mala. Del mismo modo, asumimos una tarea que es de nuestra plena competencia, y que puede paliar las arbitrariedades y desajustes que a veces se producen en baremaciones oficiales, en circuitos comerciales o a través de intereses ajenos. De esa manera, además, sustraemos a esa "oficialidad", emanada casi siempre desde las esferas políticas, una competencia que no le reconocemos y asumimos un papel que nadie hubiera debido dejar en manos de la arbitrariedad o del desconocimiento.


La primera información al servicio de estudiantes, investigadores, profesores, lectores, etc. que puedan atravesar el terreno de la Filología ( = "Literatura" con soporte esencial en lenguas naturales) va a publicar listados de revistas clasificadas por su calidad e interés, de acuerdo con el esquema piramidal, cuyo vértice superior ocuparán las revistas de Filología Española (siglos XVI-XVII), ya que ese es nuestro campo de trabajo, en recesión paulatinamente menor según se vayan alcanzando campos descentrados o más amplios. Según el esquema adjunto.

La información no será ni permanente ni dogmática, lo que quiere decir 1) que tendremos en cuenta las sugerencias de quienes quieran hacérnoslas; 2) que la valoración puede –y debe– variarse y graduarse de acuerdo con las modulaciones de cada revista en un tiempo medio.
Obviamente, también informará la sección de los datos esenciales de cada revista o publicación periódica.

2 comentarios:

  1. La lista de revistas de EdoBNE podría ser un instrumento muy útil, aunque lo del “filtro” resulta problemático. Deberíais anunciar ya los criterios de “calidad”. ¿Cómo se mide la “seriedad”? (¿Habrá revistas de tres estrellas? ¿De una sola estrella?
    http://www.michelinguide.com/us/ratings.html
    Tendréis que inventar unos iconos divertidos. Revistas de dos....
    http://www.ut.ee/klassik/images/ookull.jpg
    Ya existe el “MLA Dictionary of Periodicals” http://www.mla.org/bib_periodicals
    que presenta información sobre unas 6000 revistas de lengua y literatura. Lo que no ofrece son opiniones sobre la calidad de esas revistas, ni tiene ese enfoque especial en las de filología española (siglos XVI y XVII).

    ResponderEliminar
  2. En el campo de la Filología, en el de las Humanidades en general, los criterios no pueden resolverse con criterios cuantitativos (dos, tres...), por tanto en la valoración no se podrá opinar de modo absoluto o cerrado, pero si agrupar las revistas en familias o nubes, que agrupen a las que poseen características semejantes. Nunca calificaremos, por tanto, a una sola revista, pero sí que lo haremos con familias o grupos de revistas, utilizando términos comunes. Podemos llegar a crear iconos que refieran esas agrupaciones, pero eso es una tarea menor, aunque quizá divertida.
    En fin, el problema de los repertorios que citas es precisamente el de no discernir: se entrega la masa entera de publicaciones. El problema de no discernir, nos parece, es uno de los más graves en estos momentos en la difusión y disfrute de las revistas.
    Creemos estar capacitados para discernir e informar en el campo y los aspectos que constituyen nuestra dedicación y competencia.

    ResponderEliminar