Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

jueves, 6 de mayo de 2010

Dimisión de la Directora General de la Biblioteca Nacional de España

Hace unos momentos algunos medios de difusión, entre ellos la TVE en el informativo de las quince horas, ha confirmado la dimisión de la Directora General de la Biblioteca Nacional de España, culminación de una decisión disparatada de no se sabe quién, para no se sabe qué, cuyas consecuencias tampoco se han valorado, discutido o analizado.

Además de mostrar el absoluto y total desacuerdo con 1º) la degradación de instituciones culturales como la BNE; 2) el desprecio hacia los trabajadores y profesionales que cumplen sus tareas intentando mantener el funcionamiento, activo, de las bibliotecas y centros semejantes; 3) el modo de proceder, intempestivamente y de espaldas a quienes hubieran debido, al menos, consultar medidas de este alcance; 4) la destrucción del trabajo hecho por la anterior dirección, que parece ser que se ha valorado, en general, positivamente; además, decía, no queda más remedio que conectar este tipo de brutalidades culturales con el sistemático proceso de envilecimiento cultural, que es una de las tareas que con mayor precisión, generosidad de medios y entusiasmo se viene cometiendo desde instancias oficiales.
 
 Quienes suprimen bibliotecas durante
una "Crisis" hacen lo mismo que quienes
cierran hospitales cuando sobreviene 
una plaga


Los espacios culturales son aquellos en donde de modo más abierto se generan ámbitos de libertad, es decir, lugares en donde se puede crear (arte en general, sí) y recibir sin sentirse obligado a cumplirlo con el ritmo del trabajo, de la imposición, las normas de la ciencia, etc. Los circuitos de la creación (literaria, musical, plástica...) pueden generar constantemente situaciones reales o imaginarias que no se nos imponen, y educan a los individuos para enseñarles a vivir libre y responsablemente, también para que imaginen todo aquello de lo que carece una formación social. La supresión de esos espacios es la tarea fundamental de los sistemas de poder, que prefieren individuos que no accedan a situaciones desde las que podrían fácilmente comprender la falsedad o la injusticia. Nunca se va a confesar ni a ejecutar ese tipo de finalidad por quienes tienen, consciente o incosncientemente, esos obejtivos. 

Es nuestro deber denunciar, sin embargo,  que lo que subyace a las actuaciones de este tipo procede de esferas donde con aquellas ideas se buscan tales fines.

4 comentarios:

  1. Una vez más, el título de este blog resulta más que apropiado.

    ResponderEliminar
  2. Seguro que en opinión de Sinde, España necesita más películas de su íntimo amigo Alex de la Iglesia en lugar de una Biblioteca digna de guardar el tesoro bibliográfico europeo.
    Diana Eguía

    ResponderEliminar
  3. ¿De dónde es ese lema inglés tan certero?

    ResponderEliminar
  4. Yo creo que, a la larga, van a ganar los buenos: La verdad anda sobre la mentira como el aceite sobre el agua, según Miguel de Cervantes

    ResponderEliminar