Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

sábado, 24 de abril de 2010

Valoración de revistas

Durante unos cuantos días he podido trabajar en la Widener Library de Harvard, particularmente en su extraordinaria sección de revistas, que he ido consultando personalmente para la inminente aparición del gran portal EDOBNE.com, en una de cuyas secciones se publicará la referencia de las revistas valoradas por nuestro equipo, en una pirámide temática que comienza con Literatura Española de los siglos XVI-XVII y se va ensanchando paulatinamente (Filología, Literatura Española también de otras épocas, disciplinas afines e instrumentales, literatura comparada, revistas de autor, género o época, revistas culturales, etc.). 
Esperamos que la publicación, valoración y exhibición abierta y periódica de estas revistas sirva a colegas, estudiantes y demás de nuestro campo, con mayor conocimiento, publicidad y rigor que las irritantes listas oficiales con las que (¿quién?) nos mide nuestra actividad y valora nuestros conocimientos. Somos nosotros los que tenemos que decir lo que vale y lo que no vale; no vamos a dejar esa valoración en mano de instituciones oficiales que degradan nuestra actividad, a veces caprichosamente.



Sección de revistas en la Widener Library (24-04-2010)

La misma valoración van a alcanzar otros aspectos fundamentales, particularmente las páginas www y direcciones, en general, de la red, en un intento no de clasificar lo que ya resulta inclasificable, sino de filtrar lo bueno y lo mejor, algo que curiosamente todos estamos haciendo al margen de la oficialidad, por ejemplo con las listas de cuadernos de pantalla (o "blogs") que cada uno se organiza.
La tarea obedece, naturalmente, además de al rigor filológico, a una necesidad cada vez mayor de conseguir que los diversos sectores sociales y organizativos no impongan sus criterios de casta sobre los individuos y sus actividades, frase que puede resultar muy teórica, pero que todo el mundo comprenderá cuando se le recuerda que en las ventanillas de Hacienda, de los Juzgados, de los Hospitales... se nos suele imponer una conducta, un lenguaje y unos conocimientos que no son los normales, sino los de la casta que rige aquel campo. Hacienda te entrega una hoja para que "reclames", con un espacio limitado y utilizando una jerga propia; y lo mismo te puede ocurrir en un juzgado, en un hospital, en un ministerio, en una universidad... Tenemos derecho a decir, reclamar y pedir desde nuestra simple condición personal.
Basta por hoy.






[Sobre este repertorio de revistas profesionales y sus visicitudes hay noticia posterior en en este "blog", en el que también he empezado a dar a conocer series varias].

1 comentario: