Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

martes, 27 de abril de 2010

Despedida

Mi colega y amigo Christopher Maurer se va con las manos en los bolsillos hacia las inmensas hayas de un prado urbano, en Brookline, cerca de su casa y de la que ha sido la mía durante estos días de trabajo (Sewall Inn, un lugar acogedor y simpático). La imagen parece significar su poco de abandono y despedida. Antiguamente una colega argentina, Florencia, me enseñó a medir árboles abrazándolos: una persona que se alcance las manos en el abrazo al árbol son cien años, y es la medida: Florencia y yo, en la pampa argentina, abrazamos ombús sin llegar a las manos, enormes. El haya de la foto tendría unos 200 años, calculo, y andaba remolona sin sacar brotes, que ya habían asomado en las otras que componían ese bosquecillo. Tejos y robles que necesitarían la solidaridad de muchos brazos he visto en Boston. 
Hoy he paseado, para venir a Harvard, por la orilla del Charles, donde es cada vez más evidente que la primavera va a hacer de las suyas, y entiéndase bien que en todos los seres vivos. 
Esta es una despedida cariñosa de una ciudad y unas gentes acogedoras, donde espero volver para charlar con los unos y para medir con los otros.
(NB: notad que "haya" es masculino).




1 comentario:

  1. Pablo, bella foto y despedida. Ya te echamos de menos. Estrella

    ResponderEliminar